Iniciar Sesión

El primer Congreso Latinoamericano realizado por ALAS fue en la ciudad de Buenos Aires- Argentina del 20 al 25 de septiembre de 1951. Las discusiones se centraron en los problemas fundamentales de la sociología latinoamericana, contándose entre las actividades la instauración de un consejo permanente formado por un Presidente, un Secretario General y dos miembros de cada país con una asociación afiliada, creándose también el primer estatuto de la organización. De aquél congreso, ALAS delineó sus objetivos con el fin de reunir a las instituciones, asociaciones, academias y profesores de sociología de las naciones latinoamericanas, propiciando su contacto por medio de reuniones, congresos y publicaciones que tomaran en cuenta problemáticas teóricas y metodológicas, coordinando también la labor científica entre institutos y asociaciones afiliadas. Entre las organizaciones que fueron sucesivamente parte de ALAS se pueden nombrar la Academia Argentina de Sociología, las Sociedades Brasileña, Boliviana, Ecuatoriana, Chilena, Mexicana, Peruana y Venezolana de Sociología, la Asociación Uruguaya de Ciencias Sociales y los Institutos Peruano y Colombiano de Sociología. Como mencionamos, en las primeras décadas la sociología latinoamericana no era cultivada por sociólogos de profesión sino por distintos académicos con interés en la disciplina. Así, la directiva de ALAS creyó necesario que en aras de la unión de las ciencias sociales en su totalidad y con el fin de abrir las perspectivas de análisis, la profesión de sociólogo o los estudios formales en sociología no fueran necesarios para pertenecer a la organización. Política mantenida hasta el día de hoy.

El segundo Congreso Latinoamericano (1953) fue realizado en Brasil con sedes en Río de Janeiro y São Paulo. El presidente del evento, Manuel Diegues Junior, convocó a académicos, investigadores y estudiantes a reflexionar sobre la estructura social, los contactos culturales y problemas sociales de la región. Nuevamente cuestiones sobre la sociología como disciplina y la necesidad de profundizar la discusión metodológica estuvieron presentes. Si en el primer congreso los asistentes fueron cincuenta y tres académicos e investigadores, para esta ocasión el número escaló hasta ciento catorce. La siguiente ciudad elegida fue Quito (1955) siendo presidente Alfredo Poviña. Los ejes se centraron en discutir un programa para la enseñanza de la sociología, punto importante para los defensores de la profesionalización disciplinaria liderados por el importante sociólogo italo-argentino Gino Germani. También fue tema de debate la teoría de las clases sociales y su conexión con la realidad latinoamericana, los problemas educativos desde un punto de vista sociológico, así como las características de América Latina como una región hija del mestizaje y la cultura indígena.

Santiago de Chile fue la ciudad elegida para el IV Congreso (1957), nombrándose como presidente a Astolfo Tapia Moore. Esta vez, las discusiones se centraron en la teoría y métodos de la sociología, la sociología política, la sociología rural y la industrialización desde un punto de vista metodológico. Relevante fueron las distintas concepciones sobre la ´forma de hacer sociología` y la manera en que se perfilaron temas que serían de gran debate al configurarse las discusiones sobre desarrollismo y dependencia en América Latina. Esta hipótesis se puede contrastar al observar las temáticas de los siguientes congresos. En el Congreso de Montevideo (1959), bajo la dirección de Isaac Ganón, los análisis se enfocaron en los efectos sociales del desarrollo económico, las características de la vivienda rural y urbana, así como el lugar de los partidos políticos y su relación con las clases sociales. Por su parte, el Congreso de Caracas (1961) con el mencionado Rafael Caldera a la cabeza, volvió a tomar en cuenta a los partidos políticos en el marco del viejo debate sobre el cambio social en el continente. Es necesario mencionar que tanto en Uruguay como en Venezuela la enseñanza y práctica de la sociología volvió a ser motivo de debate académico.

Posterior a sus seis primeros Congresos, ALAS ha logrado mantener la periodicidad de sus reuniones hasta hoy, logrando conservar dentro de sí la riqueza de perspectivas presente en la sociología latinoamericana, actualizando sus herramientas teóricas y analíticas ante los cambios del subcontinente latinoamericano en los últimos sesenta años. América Latina no es la misma, la sociología como plataforma de observación tampoco.

Tomado de Asociación Latinoamericana de Sociología. (2014). Historia de ALAS. [En línea] Sitio web Oficial de la Asociación Latinoamericana de Sociología -ALAS-. [12 de setiembre 2014]. Disponible en: http://www.sociologia-alas.org/project/historia